ORIGEN  ¿Cómo y por qué ha nacido este proyecto?

VERSIÓN BETA EN FASE DE DESARROLLO Y PRUEBAS

GRACIAS POR TU COMPRENSIÓN Y PACIENCIA

 

 

¿Cómo ha nacido este proyecto?


Superando miedos y resistencias
Hemos estado varios años dándole vueltas a la idea de este directorio.   
Sentíamos claramente que era una necesidad. Y a la vez, que no sería fácil. Nos preguntábamos si seríamos capaces de desarrollarlo. Cómo tendríamos que plantearlo para que fuese útil, bonito y sostenible. Desde dónde lo deberíamos hacer. Si sería bien acogido que lo impulsásemos desde Mujer Cíclica. 
También éramos conscientes de que la dedicación y el esfuerzo que requeriría dar forma a este proyecto podría repercutir en el cuidado de Mujer Cíclica y hacer que nuestra propia sostenibilidad económica se tambalease durante el proceso de gestación.  
Pero no nos quitábamos la idea de la cabeza. Y finalmente tomamos la decisión de hacerlo. La gran confianza que a lo largo del tiempo han depositado en Mujer Cíclica tanto mujeres que buscan como mujeres que ofrecen desde su conexión con lo femenino cíclico nos dieron la seguridad y el impulso necesario para lanzarnos a crear este proyecto.

¿Por qué sentíamos que era necesario?


Cada vez somos más las mujeres que buscamos recursos conectados con lo femenino cíclico
Cada vez somos más las mujeres que buscamos recursos conectados de alguna manera con lo femenino cíclico. Mujeres que deseamos encontrar círculos, talleres, acompañamiento individual, profesionales de la salud, consejos para afrontar situaciones muy concretas, rituales, libros, agendas, productos menstruales, recursos sobre la llegada de la regla, el embarazo, la menopausia, regalos especiales para mujeres queridas... 
Cada vez somos más las mujeres que ofrecemos este tipo de recursos
Y a la vez, somos cada vez más las que, desde la conexión con nuestra sabiduría interna, hemos decidido abrazar, explorar y expresar nuestros dones y formarnos para ofrecer servicios profesionales y productos que contribuyen a expandir una manera de ser y hacer en sintonía con nuestros valores, sueños y experiencia cíclica de ser mujer. 
Algunas hace muchos años que nos dedicamos a ello, otras estamos empezando  a compartir con el mundo lo que podemos ofrecer, a movernos desde nuestro sentir femenino. Muchas nos conocemos desde hace tiempo y tenemos distintos tipos de vínculos entre nosotras, otras apenas empezamos a descubrirnos las unas a las otras, sobre todo a través de recomendaciones personales, del boca a boca y de tropezar con propuestas que nos resuenan. Trabajamos presencialmente, allí donde estamos, y también a distancia, gracias a las posibilidades que nos ofrece Internet. Aunque hagamos cosas parecidas, cada una de nosotras es única.  

Necesitamos tejer redes y apoyarnos entre nosotras  


Desde nuestra consciencia colectiva de la importancia de buscar espacios compartidos y tejer redes para apoyarnos y fortalecernos, han ido surgiendo algunas iniciativas muy bellas, algunas de forma espontánea, otras de forma planificada y coordinada, como encuentros presenciales y virtuales para compartir nuestros saberes o listas de proyectos y directorios para darnos a conocer de forma conjunta y ser visibles.  

Queremos ser más visibles y accesibles 


En estos tiempos de sobresaturación de información,  muchas nos hemos preguntado cómo llegar  a mujeres que no nos conocen o que están empezando su búsqueda o proceso de conexión con la sabiduría femenina. ¿Qué más podemos hacer, más allá de tener una página web, o de estar presentes en las redes sociales –y dedicar esfuerzo y energía a ser visibles allí también?  ¿Cómo llegar a mujeres a las que tenemos algo que ofrecer, pero que aún no saben que existimos?  ¿Cómo llegar a las mujeres que buscan? 

El sentido de un directorio online


La idea de crear un directorio online de profesionales y productos relacionados con lo femenino cíclico fue cobrando fuerza a medida que nos fuimos convenciendo de que un espacio compartido facilitaría la búsqueda de muchas mujeres y multiplicaría nuestras posibilidades de ser localizadas. 
La realidad, nos guste o no, es que actualmente Google y un puñado de otros grandes buscadores son las puertas de entrada para encontrar a través de Internet cualquier cosa que necesitemos o queramos saber. Google recopila y muestra a su manera todo lo que hay,  ordenándolo y presentándolo siguiendo sus propios criterios y según los anuncios pagados. Cada vez que hacemos una búsqueda, Google muestra páginas con centenares o miles de resultados. Pero tendemos a fijarnos sólo en los primeros, (eso sí, muchas de nosotras vamos directamente a los llamados resultados “orgánicos”, nos saltamos sistemáticamente los anuncios pagados porque nos chirría que estén bien posicionados porque han pagado para ello)
Si queremos que quienes buscan por Internet algo que nosotras podemos ofrecer conozcan nuestra existencia, tenemos que buscar estrategias para ser más visibles, para que nos puedan encontrar más fácilmente. Y este fue el propósito con el que concebimos el Directorio Somos Cíclicas.

Más allá de Mujer Cíclica  


Resulta muy bello y esperanzador tomar consciencia de la gran cantidad de mujeres conectadas con nuestra sabiduría femenina entregadas a proyectos con los que, más allá de compartir o vender productos y servicios, estamos  contribuyendo a empoderar y ayudar a otras mujeres, sembrando semillas de cambio, desde la transformación personal hasta la transformación social. 
Deseamos, de corazón, que el Directorio "Somos Cíclicas" aporte contactos, inspiración, respuestas y ayuda a muchas mujeres, mucho más allá de lo que directamente podemos o queremos ofrecer desde Mujer Cíclica. 
Y que sigamos avanzando, juntas, hacia una sociedad más sensible, amorosa y sabia desde la expansión de la energía femenina a través de nuestros proyectos personales o colectivos.  

Un agradecimiento especial 


Este proyecto ha sido amadrinado por 60 mujeres muy bellas y cercanas  que nos brindaron su ayuda y confianza para desarrollarlo y parirlo. Sin su colaboración no habríamos llegado hasta aquí.  


Ver la lista de las madrinas

Sobre este directorio

 

Soy Sophia Style, creadora e impulsora de Mujer Cíclica. Desde que vine a vivir en España en el año 2004, coincidiendo con un equinoccio de primavera, mi trabajo con mujeres y lo femenino ha ido creciendo cada año, regado con mucha pasión, amor, noches sin dormir, creaciones, cocreaciones, alegrías, duelos, estrés y satisfacción…Hasta el momento actual, en el que Mujer Cíclica es un espacio de referencia para miles de mujeres en distintos países. 

 

He pasado de trabajar sola a contar con la ayuda de cuatro maravillosas mujeres: Andrea, Carlota, Sonia e Imma, con la intención de sostener todo lo que ello implica, y repartir el trabajo.

 

¿Cómo ha nacido este proyecto?

Uno de los elementos que ha caracterizado el crecimiento de Mujer Cíclica, y que refleja la confianza que muchas mujeres depositan en el proyecto, es el gran número de peticiones de consejos personales y profesionales que recibo desde hace muchos años.

 

Estas consultas se relacionan directa o indirectamente con nuesro trabajo: mujeres que buscan  círculos, talleres, acompañamiento individual, profesionales de la salud, consejos para afrontar situaciones muy concretas, rituales, libros, agendas, productos menstruales, recursos sobre la llegada de la regla, el embarazo, la menopausia… para sus distintos momentos vitales.

 

Y a la vez, también he ido recibiendo cada vez más peticiones de mujeres para difundir sus proyectos, sus productos y servicios, sus creaciones personales, sus eventos…

 

Todas estas peticiones siempre han generado una doble sensación en mí: por un lado, me ha parecido importante atender a las mujeres que me han honrado con su confianza. Además, me encanta recomendar lo que me ha ayudado, y aquellas propuestas y creaciones de calidad en las que confío, algo que he hecho siempre que he podido y me ha fluido desde el corazón.

 

Después de mucho tiempo, recursos y entrega dedicados a responder a todas estas consultas, una por una, ha llegado un momento en que esto ya no es asumible ni para mí, ni para Mujer Cíclica, sin descuidar otros aspectos del proyecto. Sin embargo, no quiero renunciar a una de mis pasiones: tejer redes y aportar contactos, inspiración y ayuda a mujeres en su búsqueda de reconectar con lo femenino (mucho más allá de lo que directamente puedo o quiero ofrecer yo desde Mujer Cíclica). 

 

Con esta reflexión, y con la experiencia previa de un directorio que creamos para las alumnas de la antigua formación presencial “El Viaje de la Mujer Cíclica”, visualicé el potencial de un directorio online de productos y servicios conectados con lo femenino que permita canalizar todas estas necesidades. 

 

Compartí esta idea con un grupo de mujeres en la que confío, les pregunté si a ellas les gustaría ofrecer sus productos y servicios desde un espació así y les pedí su ayuda para parirlo y conseguir crear un servicio útil, práctico, bello y con sentido, conectado con la misma motivación profunda que siento que tenemos en común. Sin la  colaboración de todas estas madrinas no habríamos llegado hasta aquí. 

 

Queremos que este directorio llegue a convertirse en una página de referencia, tanto para las mujeres que buscan productos y servicios concretos y de calidad desde su conexión con lo femenino, como para las mujeres que los ofrecen y contribuyen a avanzar hacia una sociedad más sensible, amorosa y sabia desde la expansión de la energía femenina a través de sus proyectos personales o colectivos.